> inicio > mercado de carbono > cambio climático (4)

uso racional de energía: reto de nuestra generación

Los estándares de vida como meta, fijadas por las Naciones Unidas, como reducción de pobreza y mejoramiento de estándares de vida requieren de un aumento en el uso de energía. Dado que el consumo de energía se asocia las emisiones, el lograr las metas fijadas por las Naciones Unidas implicará que la concentración de CO2 en la atmósfera se ubicará en rangos de entre 700 y 1 000 partículas por millón (ppm) para el 2100.

El Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC), organismo que analiza el cambio climatico para la Naciones Unidas, ha fijado un nivel de estabilización en la concentración de CO2 en 550 ppm para el 2100 o antes.

El IPCC estableción tres escenarios posibles:

  • A1B: Actividad humana con un alto consumo de energía, economías mundiales con crecimiento acelerado y desarrollo y uso de tecnologías eficientes en la industria
  • B1: Actividad humana con un consumo razonable de la energía (un 30% menor al actual), un crecimiento económico moderado y el avance tecnológico y conservación de la energía como consecuencia de los cambios en los patrones de conducta de los consumidores
  • B2: Actividad humana con un consumo bajo de energía, crecimiento económico enfocado a soluciones o enfoques locales y un crecimiento moderado en el desarrollo y uso de tecnología eficiente

La siguiente gráfica contempla los rangos de emisiones del mejor y peor escenario (A1B y B2):


Fuente: World Business Council for Sustainable Development

Estos rangos de acción estimados implicarían que la meta de 550 ppm estaría todavía lejana para el 2050:


Fuente: World Business Council for Sustainable Development

Se requeriría de una reducción de entre 6 y 7 giga toneladas de CO2 para alcanzar la meta de las 550 ppm. Considerando esto, la siguiente gráfica muestra un escenario de impacto globalmente coherente bajo el escenario B1:


Fuente: World Business Council for Sustainable Development

El hecho de que este escenario sea consecuencia de nuestros patrones de consumo como usuarios de energía, permitiría que a partir del 2050 se pueda estabilizar el rango en las 550 ppm.

anterior << uso racional de energía: reto de nuestra generación >> siguiente