> inicio > servicios > calidad y eficiencia energética > publicaciones > el taller de gas LP, factor de éxito

el taller de gas lp, factor de éxito en la administración de flota

Enero de 2006 - Ing. César Rodríguez Belmar.

la gestión del taller

Quizá el primer indicador del estado general de una flotilla sea el del estado de su taller. Para un observador con experiencia, señales claras de las condiciones de operación se muestran en cosas tan simples como:

  • El nivel de actividad del personal del área
  • El orden en las mesas de trabajoLa ubicación de las unidades en servicioLos contenidos de los botes de basura
  • La estructura de resguardo de partes y equipo

Al encontrarnos con un taller que tiene un orden evidente, en el cual la mayor parte de la actividad es planeada (sin emergencias), donde se aprecia una interacción definida entre los mecánicos y el personal de almacén; además de contar con equipo de diagnóstico; podemos tener un alto grado de seguridad de que las unidades de esa flotilla tendrán un buen nivel de desempeño. El funcionamiento del taller de mantenimiento de Gas LP, depende directamente del nivel de desempeño de su personal, por lo que la relación de este grupo con el Gerente de Flota, es primordial para la obtención de buenos resultados.

A nivel taller, el error más frecuente que encontramos como consultores de flota, es el de los intervalos de mantenimiento al tren motriz, los cuales se mantienen de acuerdo a la especificación del fabricante, quien los diseño para el empleo de gasolina. Una flotilla exitosa en el uso de Gas LP, es aquella cuyos planes de mantenimiento se han ajustado para mantener calidad de chispa, o para mantener la hermeticidad del sistema de admisión, así como para mantener la diferencia de presión entre las cámaras de regulación.  Con este enfoque de mantenimiento específicamente planeado, se tendrá un mejor rendimiento de combustible y una operación con menores emisiones de contaminantes.

El apoyo que brinda un buen taller al Gerente de Flota, es invaluable ya que permite operar con confiabilidad en las unidades y con un mínimo de emergencias en ruta. En suma, la gestión del taller es un elemento que debe ser motivo de interés y cuidado por parte del Gerente de Flota y de su Jefe de Taller, ya que por su naturaleza preventiva, una buena gestión de taller, elimina muchos problemas de operación antes de que se presenten.

la gestión de la gente

La experiencia me ha enseñado que en el caso de usar Gas LP como combustible de flota, la selección del personal de taller tiene una singular importancia. Estadísticamente, las fallas que presenta el uso de Gas LP, son en un 70% de naturaleza eléctrica, es por esto que el personal que mejores resultados brinda, es aquel que tiene formación y/o experiencia electromecánica y en especial si tiene un sentido de detección de fallas.  Al emplear un combustible a presión, se hace importante un enfoque de seguridad y cumplimiento. Entre dos buenos técnicos electromecánicos,  se deberá optar por aquel que evidencie un mejor enfoque de calidad (personal y de trabajo). Esta selección, nos permitirá integrar un equipo de trabajo profesional y confiable.A la fecha ya hay en el mercado mexicano muchos técnicos de mantenimiento automotriz que han recibido una capacitación formal en Sistemas de Carburación a Gas LP, desgraciadamente, no se tienen certificaciones para los capacitadores y en muchos casos, esta capacitación no cumple con los requisitos mínimos de enseñanza.

Al seleccionar un miembro de nuestro equipo de mantenimiento de Gas LP, es recomendable validar el nivel obtenido en la capacitación, caso por caso.Así como se requiere de un cierto tipo de formación para integrar un buen equipo de mantenimiento para la flotilla a Gas LP, también por las características del combustible es necesario un enfoque particular para el mantenimiento.  Este debe planearse tomando en consideración que el sistema de Gas LP es servo-actuado, que este combustible requiere mayor temperatura de chispa para disociarse y que su velocidad de combustión es menor a la de la gasolina.  Todas estas condiciones tienen un efecto directo, que debe ser reflejado sobre las actividades de mantenimiento.

Además de una buena estructura de taller y una plantilla de personal capaz y motivado, es necesario que ellos cuenten con el equipo adecuado. El mantenimiento de vehículos a Gas LP no requiere más que de herramientas convencionales, pero es indispensable contar con el equipo de diagnóstico para una adecuada detección de fallas en el sistema de carburación. La TABLA I describe este equipo.

TABLA I (Equipo de Diagnóstico)

Descripción del Equipo

Variable de Control

Unidades

Vacuòmetro

Señal de vacío en cámara secundaria

pulg col H0

Manómetro

Señal de presión en  cámara de regulación primaria

Lb/Pulg

Vacuòmetro

Grado de hermeticidad del motor

Pulg col Hg

Analizador de Ciclo de Control

Tendencia de la calidad de Mezcla Aire/Gas LP

% Mezcla

Termómetro Doble

Gradiente de Temperatura en Convertidor Catalítico

ºC

Manómetro

Caída de presión en líneas de abasto de Gas LP

Lb/Pulg

En la flotilla Mexicana, el Jefe de Taller en general es un elemento comprometido con su trabajo y desea hacerlo bien.   El personal involucrado en el taller debe ser integrado a la gestión de flota, de manera tal que sientan que su labor es tan importante como cualquier otra dentro de la organización. El Gerente de Flota debe generar el ambiente que permita obtener este nivel de motivación en su personal, tanto así que al cambiar aceite, o afinar un vehículo, sientan que están vendiendo pan, o entregando cerveza, o poniendo la leche en su punto de venta, o haciendo algo por su compañía tan importante como el que más.  Un medio eficaz para fundamentar esta motivación es la comunicación. El personal del taller al estar informado de los eventos de la compañía (sobre todo de aquellos que le afectan), responderá con un grado mayor de participación.

Ahora hay que asegurarse que el personal además de querer hacer su trabajo, sea capaz de hacerlo, para lo cual se debe contar con una capacitación formal tal, que le permita entender el distinto enfoque adoptado por el tipo de combustible, para que se adhieran a la iniciativa. No solo deben saber reparar los sistemas, sino que deben conocer que efectos en el vehículo (su potencia, manejabilidad y consumo),  serán resultado de las políticas de mantenimiento especificas.

El poder hacer un trabajo relevante y hacerlo eficientemente, es de por si un gran motivador, para mantener ese nivel de motivación en el personal de taller, además de que este sea capaz de realizar su trabajo, debe contar con los elementos para hacerlo. De aquí la importancia de contar con el equipo especial de diagnóstico, el cual no solo facilitará las reparaciones y puestas a punto, sino también irá generando un mayor nivel de entendimiento de los sistemas de carburación en el personal que use este equipo de manera frecuente.

el mantenimiento específico

La razón del uso de los programas de mantenimiento preventivo de gasolina en vehículos con Gas LP, es porqué ya están elaborados. Si queremos hacer un plan de mantenimiento preventivo a Gas LP, debemos desarrollar nuestros propios criterios; lo más conveniente es partir de una base histórica.  El enfoque es buscar preservar  los elementos claves para una buena operación a Gas LP.

  • Una buena hermeticidad del motor para generar una buena señal a los servo-actuadores del sistemaUn sistema de admisión integro, pues ahora por este no pasará solo aire sino una mezcla combustibleUn sistema eléctrico en buenas condiciones, para contar con una temperatura en la chispa capaz de disociar la estable molécula de propano/butanoCables de encendido con buen aislamiento, ya que por el ambiente seco dentro del cilindro, la resistencia a la que se someterá el cable será mayor
  • Todo el cableado eléctrico estable y aislado, para evitar variaciones de voltaje y falsos contactos, ya que esto dañaría el sistema de control de ciclo

Los intervalos se inician con una referencia (70% del intervalo de gasolina, por ejemplo); se analiza el comportamiento de los vehículos bajo estas bases, si no se tienen fallas en ruta ò reparaciones mayores, se amplía el intervalo para el próximo período.   Al ajustar intervalos, lo mejor es tomar en cuenta los consumos de combustible y las fallas o reparaciones mayores.  Con esta información, en dos o tres ajustes, el intervalo será el adecuado para las condiciones específicas de la flota.Es común en la administración de flotillas a Gas LP, el utilizar los intervalos indicados por la Norma Oficial Mexicana 005 (Instalación de Sistemas de Gas LP en Vehículos), esta norma requiere de una bitácora que registre dos mantenimientos al sistema por año. El criterio prevaleciente en el diseño de una Norma Oficial es de seguridad, tanto para el usuario como para el público y dada su relevancia, este requisito debe cumplirse, pero este enfoque no considera los niveles de desempeño, rendimiento o confiabilidad de operación. Por esto los requisitos de la norma mencionada son adecuados para el aspecto seguridad e insuficientes para el enfoque de operación de una flotilla eficiente.

Otro error aún más costoso para la operación, es el de emplear un servicio mezclado de perito en Gas LP (Unidad de Verificación), con el de proveedor de mantenimiento de los sistemas. Aún cuando este esquema esta expresamente prohibido por la Ley de Metrología, sucede muy frecuentemente. Los resultados que vemos en el campo derivados de este arreglo, generan una atención paulatinamente disminuida al mantenimiento de los sistemas, concentrándose en emitir responsivas anuales sobre vehículos con mantenimiento deficiente. Quizá la empresa decidió usar este arreglo por que representaba ventajas económicas, pero si se analiza el costo que se paga por problemas de operación, rendimientos de combustible excesivos y corta vida de motores; se puede ver en mejor perspectiva el resultado de la decisión. Como consultores, nosotros siempre recomendamos a nuestros clientes Unidades de Verificación con alto profesionalismo, que además de garantizar la seguridad de la operación, serán un buen elemento de monitoreo a las actividades de  mantenimiento de los sistemas. 

la evaluación final del taller

Debe hacerse énfasis en que de todos los conceptos aquí mencionados referentes al desempeño del taller, deben ser medibles. Las métricas empleadas pueden ser para propósitos de la operación como Horas-Hombre/Vehículo, $/Orden de Servicio, Horas Reales/Horas Asignadas, etc. O bien pueden ser de carácter integral para la organización (es decir que se integran al resto de las métricas de toda la operación), de estas, el Costo de Transporte ($/Unidad de Producto Entregada), es la que mejor alinea los objetivos de la flota con los de la operación del taller. Es por esto que el objetivo del Taller de Mantenimiento de Gas LP, es el de reducir el Costo de Transporte de la organización.

comentarios

regresar a publicaciones